Copyright Jen Perelman 2020

REFORMA ECONÓMICA. Los Estados Unidos actualmente tiene el mayor nivel de desigualdad de riqueza desde la "Era Dorada". Las tres personas más ricas de este país tienen más que el 50% de la población más pobre. Además, no hay ningún lugar en este país donde una persona que trabaja a tiempo completo con un salario mínimo pueda permitirse el lujo de vivir. Las personas no deberían tener que trabajar tres empleos y conducir un Uber para poder llegar a fin de mes, especialmente cuando sus empleadores están obteniendo ganancias récord. Además, no podemos esperar tener una economía próspera cuando nuestros "consumidores" no tienen ningún ingreso disponible. Necesitamos luchar por una economía que valore y respete a su fuerza laboral; tratando a los trabajadores de manera justa y participando en acuerdos comerciales que sean de su mejor interés.

Jen apoya:

  • Cerrar la “escapatoria de impuestos” que benefician a las grandes y ricas corporaciones.

  • Eliminar el límite de ingresos de la Seguridad Social para que millonarios y multimillonarios paguen más en el sistema.

  • Incrementar sustancialmente la tasa impositiva marginal sobre ingresos superiores a $10 millones.

  • Aumentar el salario mínimo a un "salario digno" (al menos $15 / hora)

  • Limitar las tasas de interés al 15% para frenar las prácticas de explotación de préstamos que paralizan a los trabajadores y afectan desproporcionadamente a las comunidades de color.

  • Ofrecer servicios bancarios básicos y asequibles a través del sistema postal para frenar las disparidades raciales y socioeconómicas con respecto al acceso bancario.

  • Proporcionar préstamos y subsidios federales a municipios y condados para la construcción de viviendas asequibles.

  • Proporcionar a todos los trabajadores tiempo familiar y médica pagado, tiempo por enfermedad y vacaciones pagado.

  • Proporcionar cuidado infantil gratuito para niños de seis meses a tres años que sería administrado por distritos escolares locales y supervisado por el gobierno federal.

  • Brindar un beneficio de cuidado infantil del Seguro Social a los padres que eligen cuidar a sus hijos en casa.

  • Revocar las leyes de "derecho a trabajar" a través de la legislación federal.

  • Fortalecer el poder del labor al facilitar que los trabajadores se unan a los sindicatos y apoyar políticas que requieren representación laboral en las juntas corporativas.

  • Eliminando las disposiciones de nuestros acuerdos comerciales y fiscales actuales que hacen que sea más fácil para las corporaciones multinacionales mandar empleos al extranjero.

  • Asegurar que normas fuertes laborales, ambientales y de derechos humanos sean establecidos y vinculante en el texto central de todos los acuerdos comerciales.